Métodos de robo más utilizados


Los ladrones actualizan sus métodos de robo constantemente para adaptarse a las nuevas tecnologías de seguridad. No es de extrañar que sus sistemas de intrusión sean cada vez más tecnológicos para, en combinación con los métodos más tradicionales, lograr sus objetivos.

Es importante conocer cómo actúan para poder proteger nuestros hogares con los mejores sistemas de alarma adaptados a sus procedimientos.

Inhibidores: Es uno de los sistemas más tecnológicos y efectivos ya que utiliza inhibidores de frecuencia para bloquear tanto los teléfonos móviles como las alarmas de seguridad. Estos aparatos inhabilitan el ancho de banda GSM y radio que utilizan como red de comunicación los sistemas de seguridad. Por esto es importante que nuestra alarma sea inmune a los inhibidores.

Mini cámara: Este método de robo es utilizado sobre todo por bandas de ladrones que buscan viviendas vacías. Consiste en acoplar a la mirilla de la puerta una mini cámara que permite controlar todo lo que ocurre en el interior de la casa. En ocasiones también eliminan la mirilla para introducir por ella la mini cámara y así observar mejor lo que hay dentro de la vivienda o cómo es la cerradura de entrada.

Imán: Muchos pensamos que dejar la llave puesta por el interior es más seguro pero a veces puede ser muy peligroso. En esta situación los ladrones podrían utilizar un potente imán que, a través de la puerta, les permitiría girar la llave y abrir la cerradura. Podrían robarnos entrando y saliendo de nuestro hogar incluso sin que nos diéramos cuenta, ya que no provocarían ningún tipo de desperfecto. Y lo que es peor, cuando nosotros mismos estamos.

Taladro: Este sistema es peligroso sobre todo si nuestras ventanas son de madera. Los ladrones con un taladro silencioso harían un agujero en el marco por el que introducir un alambre. Esto les permitiría abrir la ventana fácilmente, logrando un lugar de acceso al interior de la vivienda.

Bumping: Este término inglés denomina un método para forzar la cerradura de la puerta. Consiste en introducir una llave maestra a la que le dan un fuerte golpe lo que hace que los pistones del bombín se accionen y se abra la cerradura. Es utilizado en viviendas vacías ya que el golpe a la llave produce ruido que sería fácilmente alertable.

Ganzúa: Quizá sea el sistema más tradicional de forzar una cerradura. Con una ganzúa metálica se manipula el sistema de bloqueo del bombín como si esta actuara a modo de llave hasta abrirla.

Escalo: Ni siquiera los pisos más altos están ya a salvo. Los ladrones consiguen llegar a ellos a través del escalo ayudados de los elementos de la fachada o el patio de luces. Gracias a ellos trepan y escalan o incluso se descuelgan desde las azoteas para acceder a ventanas o terrazas. Por este motivo es importante asegurarnos de dejar todo bien cerrado cuando salgamos de casa.

Controla cualquier método de intrusión con un sistema de alarma adecuado para tu hogar.

#robo #metodosderobo #seguridad #alarmas #robosencomercios #robosenhogares

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

 JM para Visecar S.A. 

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-flickr