Falsos mitos sobre las alarmas para el hogar


Existen toda una serie de falsos mitos sobre las alarmas para el hogar que en muchas ocasiones frenan al usuario ante la instalación de un equipo de seguridad.

Estas preocupaciones rondan en la cabeza de muchas de las personas que están pensando en contratar una alarma para el hogar pero que nunca han disfrutado de uno. Estos falsos mitos en ningún caso se corresponden con la realidad, por ello desmontamos los más comunes:

  1. Los sistemas de seguridad para viviendas son caros: falso. El precio suele ser uno de los factores decisivos a la hora de contratar cualquier servicio pero en términos de protección esto cambia. Es muy importante tener en cuenta que por una pequeña cantidad de dinero al mes el beneficio obtenido es mucho mayor que el gasto que supone. De igual manera el coste de los daños producidos por una posible intrusión es mucho mayor que tener contratada una alarma.

  2. Las alarmas para el hogar son difíciles de usar: muchos usuarios tienen cierto miedo a instalar dispositivos de protección en su vivienda ante las complicaciones que puedan suponer. Pero, contar con una alarma en casa es mucho más sencillo de lo que se piensa. Además, las mejores empresas de seguridad se encargan de informar al cliente de todas las características y funcionalidades del equipo para sacarle el máximo partido.

  3. La privacidad de los habitantes de la casa se ve reducida al instalar un sistema de alarma: confiar la seguridad del hogar a una empresa no significa que la intimidad de los habitantes se vea reducida. Las centrales receptoras solo pueden ver las imágenes o vídeos de la casa ante un salto de alarma para verificar si efectivamente se está produciendo una intrusión. Pero en ningún momento tienen acceso directo e ilimitado a las imágenes de lo que está sucediendo en la casa.

  4. Creer que la casa no es objetivo de los ladrones: vivir en determinado barrio o determinada vivienda no significa no ser objetivo de los amigos de lo ajeno. Las víctimas de los asaltantes de viviendas son muy diversas por lo que contar con una alarma tiene un efecto disuasorio. No tener instalado ningún sistema hace mucho más accesible un inmueble por lo que los cacos siempre estarán más interesados en él.

  5. Tener alarma instalada llama la atención de los ladrones: también existe un amplio grupo de usuarios que cree que tener seguridad en casa puede provocar un efecto negativo ya que los cacos pueden pensar que en ese inmueble hay objetos valiosos o dinero en efectivo. Contar con una alarma en casa no es en ningún caso reclamo para los ladrones, todo lo contrario, saben que les resultará más difícil el trabajo porque su tiempo de actuación se reduce considerablemente y el robo quedará grabado en imágenes o vídeo.

  6. Las alarmas son fácilmente anuladas por los ladrones: es cierto que los asaltantes perfeccionan sus métodos de robo para intentar sabotear la señal de las alarmas pero las empresas de seguridad invierten millones de euros en innovaciones tecnológicas que luchan contra estas nuevas formas de robo. Un ejemplo de ello son los detectores de inhibidores de frecuencia, ampliamente usados por los ladrones actualmente.

Estos son solo algunos de los mitos más populares.

#falso #falsosmitos #alarmas #alarmasparaelhogar #seguridad #sistemasdeseguridad #robos

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

 JM para Visecar S.A. 

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-flickr